Agua limpia

Uno de los proyectos más importantes para el bienestar de la Tarahumara es el de proveer agua tanto para beber y para cocinar y lavar los platos. En respuesta al grave problema de la provisión de agua potable para la Tarahumara Padre Verplancken comenzó un proyecto de perforación de pozos en 1994. Un lugar para perforar es el primer paso y el Padre Verplancken hizo con varillas de zahorí. A menudo le tomó horas para encontrar el lugar, pero en 25 intentos 20 tuvieron éxito. Estos fueron (15-45 pies) pozos poco profundos y se instalaron con bombas de mano ya que no hay electricidad. Cada completado así tuvieron un costo aproximado de $ 1.500. Ahora, el número de pozos ha crecido y se han convertido en cada vez más caro. La profundidad media ha crecido hasta 150-200 pies, y el costo de más de $ 4.500.

En la actualidad contamos con un equipo de perforación que se experimenta en la perforación. Algunos de los lugares de perforación de pozos están tan lejos que los perforadores (generalmente 2) deben permanecer en la zona durante varios días de perforación a través de roca dura. Para dar cabida a un remolque fue construido para dormir y la comunidad india les proporciona alimentos. Nuestros proyectos han proporcionado agua potable a cerca de 1.100 familias (unas 6.700 personas) ubicados en 86 comunidades. Desde el inicio de este proyecto se han instalado 14 sistemas de muelles con una tubería de hogares, así como pozos y tanques de agua. Hemos perforado 98 pozos. 77 están trabajando y están equipadas con una bomba manual. Hemos instalado 34 sistemas para captar el agua de lluvia por la instalación de tuberías, tanques de agua y filtros de carbón, hacemos este último en lugares en los pozos deben ser más de 60 metros de profundidad. En 2009 hemos limpiado y reconstruido 40 pozos y bombas de más de 15 años de edad que eran casi inútiles.

Últimas actividades proyecto de agua

El año pasado, gracias a una donación de FECHAC y algunos benefactores privados pudimos limpiar y renovar 40 pozos antiguos perforados antes de 2000; eran casi inútil porque estaban enchufados o sus bombas estaban atascados, roto, o tenían muy tuberías oxidadas. También perforamos dos nuevos pozos (de un total de cuatro intentos) una en Samachiki y tres en Machoguéachi. Tuvimos muchos una desgracia con perforaciones del Machoguéachi, que pasó a ser roca muy dura y un poco de arcilla también, tan grande jack del perforador se rompió, el martillo / perforador quedó atascado una vez (a causa de arcilla) y al tercer intento llegó casi " decapitado "; cuando tuvimos la primera una buena cantidad bien acabado y dar de agua, el cemento de sellado inferior que utilizar para evitar fugas disuelto y contaminado el pozo; tuvimos que sacar la bomba y las tuberías, limpiar a fondo y reconstruido de nuevo. Pero por fin nos dieron 2 pozos productores de agua allí. En el segundo, no pudimos conseguir lo suficiente para alcanzar el nivel freático; es por eso Antonio (nuestro hombre a cargo) es el diseño, con un taller menonita en Cuauhtémoc, toda una renovación de nuestra perforador para poder llegar a por lo menos 100 metros (330 pies)..

Español