About us

Fr. Miguel Quintanilla, SJ , Mission Director 

Queridos amigos,

Llegué a Creel este pasado 28 de marzo. Desde entonces el P. Guillermo Estrada, S. J. se encargó de repasar todos los detalles que necesitaba para estar al tanto de lo que yo podía asumir mi nueva misión al servicio de los indios rarámuri en la Sierra Tarahumara. Me estoy convirtiendo en cada vez más familiarizados con la Clínica Santa Teresita y nuestra escuela "Benesika Angupi" (aprender una de la otra), y he tenido la oportunidad de visitar varias comunidades donde hemos distribuido de maíz, así como visitar nuestro Museo en Cusárare y nuestra tienda Misión (donde vendemos artesanías). Me he encontrado con gente muy impresionantes que conocen y aman su trabajo. Ellos son los que me va a enseñar acerca de la misión que he recibido.

Llegué aquí sabiendo muy bien que he sido enviado para hacer el trabajo de alguien, con mayúscula, que es mayor que yo, y me doy cuenta de que "nuestra causa está en las manos del Señor". Mi trabajo será un grano de arena, un servicio en colaboración con un gran equipo de personas, de los cuales todos ustedes son una parte desde el momento en que el inolvidable Padre Luis Verplancken, S. J. Estaba vivo. Me siento orgulloso de ser capaz de servir a esta misión que ha progresado, gracias en primer lugar a Dios, ya que es su trabajo, así como a las muchas personas que han colaborado con sinceridad en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas indígenas más necesarios.

Padre David Ungerleider, S. J. ha hablado conmigo sobre usted, sus cualidades humanas y el trabajo organizado en beneficio de este apostolado que nos pertenece a todos. Empiezo mi trabajo como director con mucho entusiasmo y esperanza, porque me uno a un esfuerzo de muchas personas. Para mí, esto es una luz en medio de tanto egoísmo y la voracidad que presenciamos en nuestra vida cotidiana. Gracias a su apoyo y oraciones, los jesuitas han sido capaces de continuar el trabajo con nuestra vista se centró en los que menos tienen.

Que el Dios de la vida continuará para curar tantas vidas humanas a través de personas como usted y ayudarle a mantener una profunda alegría en sus corazones sabiendo que está colaborando con su trabajo.

Espero con alegría el momento en que nos reuniremos entre sí el próximo otoño, cuando viajo a verte con el Padre David.

Mientras tanto por favor, reciba mis más cordiales saludos,

Padre Miguel Quintanilla, S. J.
Director
El Complejo Clínica Santa Teresita y Misión

Fr. David Ungerleider, S.J.

Padre David Ungerleider, S. J. ha sido un jesuita desde que entró en la orden en 1969. A pesar de que nació en el estado de Nueva York, que ha pasado la mayor parte de su vida adulta en México y es miembro de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús. Además de sus grados de licenciatura en filosofía y teología, completó una maestría en antropología social y ha trabajado en la Ciudad de México, Tabasco, Puerto Rico, Torreón y ahora en Tijuana, donde es Asistente del Presidente de la Universidad Jesuita allí. Durante este tiempo, se ha construido una iglesia, biblioteca pública, el gimnasio y la Casa Manresa, la primera casa de retiro en la ciudad de Tijuana.

Hace varios años, el P. Verplancken preguntó al P. David le ayude con su trabajo con la Tarahumara. Durante más de una década, ha estado activo con la Misión, ayudando a ayudar al P. Verplancken hasta su muerte en 2004. Luego trabajó con el P. Gilberto durante el año de transición hasta que el Provincial Jesuita nombró a don Pedro como director a tiempo completo de la Misión en Creel. Padre Pedro fue sucedido por el Padre Guillermo en 2012 y más recientemente por el P. Miguel (marzo de 2015). Padre David ha seguido actuando como enlace y asesor durante más de 10 años. Ha sido un apoyo importante y constante durante la última década de la transición y se convirtió en un amigo cercano y consejo al P. Guillermo durante sus 3 años en esta posición. En medio de otra transición en la posición del director en Creel, el P. David será sin duda jugará un papel clave como Padre Miguel asume la responsabilidad de las muchas y variadas funciones del Director. Estamos muy agradecidos por su espíritu permanente y devoción y siempre con ganas de acogida a los beneficios de Estados Unidos al final de cada año.

John Brockamp, TCHF of Oregon President

El Fondo Childrens Hospital Tarahumara (TCHF) consta de cuatro grupos separados que trabajan juntos para apoyar la Misión Jesuita Tarahumara en las Barrancas del Cobre de México. Estos grupos se encuentran en Detroit MI, Nueva Orleans, LA y Milwaukie (Portland), Oregon. La sede de la Misión está en Creel, Chihuahua, México, con el P. Miguel Quintanilla, S. J. sirviendo como Director desde marzo de 2015.

El TCHF se estableció por primera vez en Detroit en 1966 como una organización sin fines de lucro, organización independiente deducible, Impuesto. Desde entonces, los capítulos se han creado en Louisiana en 1983 y Oregon en 1998. Nuestro propósito es recaudar fondos y crear conciencia en los Estados Unidos para apoyar los servicios vitales proporcionados a los indios tarahumaras en la región de las Barrancas del Cobre de México. Los indios tarahumaras 60.000 que viven en las montañas de Sierra mantienen un estilo de vida muy similar a sus antepasados. Muchos aún viven en cuevas, sin electricidad ni agua corriente. Sus resultados pobreza extrema en la desnutrición, parásitos y muchas enfermedades intestinales, que todavía reclaman el 25-40% de sus niños antes de cumplir los cinco años. La Misión Tarahumara, encabezada por un sacerdote jesuita compasivo, ofrece una gama de servicios a la gente Tarahumara. En primer lugar, se ha creado una clínica médica. Hoy en día, cuenta con 75 camas, 2/3 para los niños. La misión también es responsable de la excavación de pozos de agua que proporcionan agua potable para muchas personas. Un internado se ha desarrollado, que enseña a los niños de la India acerca de su propia cultura, el idioma español, y les enseña habilidades para ganarse la vida como agricultores, artesanos, y los maestros de su pueblo. En los últimos años, el oxígeno anticuado y obsoleto y equipos de rayos X ha sido reemplazado, así como ambulancias de uso intensivo y el equipo del patio de rehabilitación. Todos estos proyectos son financiados a través de la generosa ayuda de los clientes de todo el país y el mundo.

El pueblo Tarahumara no tienen los medios para pagar por estos mismos servicios. La misión debe contar con el apoyo de las fundaciones e individuos que reconocen la importancia de la preservación de un patrimonio cultural y la garantía de un futuro saludable de una comunidad tribal. Padre Miguel Quintanilla, SJ, el nuevo Director de la Misión, sigue la creencia en "ayudar a la gente a ayudarse a sí mismos". La Misión no sólo proporciona la caridad hoy. Capacita y eleva el pueblo de la India para que puedan valerse por sí mismos mañana.

Por favor visite el resto de nuestro sitio para obtener más información acerca de la Misión Tarahumara. Gracias por visitarnos y te invitamos a parar en nuestro centro "donación", ubicado en la pestaña en la parte superior de esta página.

Sinceramente,

John Brockamp, ​​Presidente, Fondo Hospital Tarahumara niños de Oregon

 

****************************************************************************************

John y Peggy Brockamp de Milwaukie, OR primero visitaron la región Tarahumara de México durante una excursión al Cañón del Cobre en Chihuahua, México en la década de 1990. Durante una breve parada en el pequeño pueblo de Creel se encontraron con la iglesia local y su sacerdote P. Luis Verplancken. Después de una breve conversación, se enteraron de que este sacerdote había sido estacionado en Creel por más de 30 años durante los cuales él había ayudado a construir una presa, cavar pozos de agua, la construcción de escuelas y lo más importante construir un hospital para proporcionar atención médica a los indígenas indios tarahumaras. La misión era totalmente dependiente de la ayuda financiera de los clientes y los donantes en México y en el extranjero. Padre Verplancken pasó a explicar que las organizaciones sin fines de lucro se habían establecido en Nueva Orleans y Detroit hace muchos años y eran parte integral de la operación en curso. John, un contratista general retirado, y Peggy, un RN jubilado, estaban buscando un proyecto para mantenerlos activos e involucrados durante la jubilación. Una luz se encendió en la cabeza de Juan y le preguntó, y luego convenció a Peggy que deberían empezar un capítulo en Milwaukie. 15 años después, el capítulo del TCHF Oregon se enorgullece de seguir en la tradición bien puesto en marcha por Nueva Orleans y Detroit.

Español